jueves, 29 de diciembre de 2016

Precipicio de deseos perdidos

Te escribo en el precipicio de los deseos perdidos, no conoces mi secreto y yo no te lo confieso. Te pertenezco, pero no te lo digo. Te oigo de pronto y de lejos, te rozo en silencio me perteneces como yo te pertenezco. Solo yo sé el secreto: te poseo, me perteneces.


Me excito si lo pienso y te conviertes en mi extinción. No tengo tu olor, no te beso, no te toco, pero me perteneces por derecho, eres mi deseo, y mi deseo es mío.

Robo de ti el color de tu piel, el olor y el tono de tu voz, los recreo en mi mente. Te conviertes en mi deseo perdido en los precipicios del dolor eterno de la noche y en los garrapateados nostálgicos de una soledad sin ti.

Te invento, te convierto en mi intenso deseo secreto, te poseo en mis noches tristes, te tengo en los sollozos que tú no oyes.



Lunaoscura

No hay comentarios:

Publicar un comentario